RODA

¿Quiénes somos?

¡Una Familia de cristianas, consagradas a la Santísima Trinidad!

Somos un Instituto de Derecho Pontificio

Fundadas por la Venerable Sierva de Dios Madre Margarita Diomira Crispi en Sicilia, Italia el día 17 de enero de 1923.

Nuestro Instituto de las Religiosas “Oblatas al Divino Amor” de Derecho Pontificio (desde 1964) está dedicado a la acción apostólica y tiene por fin el vivir y promover “Ad Maiorem Dei Gloriam” (que significa “A la Mayor Gloria de Dios” frase de San Ignacio de Loyola, cuya espiritualidad compartimos). 

Nuestro carisma es el “Amor y la Oblación a Dios Trino y Uno”.

La historia comenzó en Italia... ¡era un miércoles 17 de enero del año 1923!

Gracias a la ayuda de Monseñor Antonio Augusto Intreccialagli (1852-1924), Arzobispo de Monreale, (declarado Venerable por S.S. Juan Pablo II con el decreto del 22.1.1991), Madre Margherita Diomira pudo fundar el Instituto que Dios le había puesto en su corazón muchos años antes.

De Italia a América

El 17 de enero de 1923, con la toma de hábito religioso, inició la congregación de las Oblatas al Divino Amor y 7 años después, en octubre de 1930, viajan las primeras religiosas hacia América a iniciar la fundación en este continente, llegando primeramente a El Salvador. 

Entre las religiosas que vinieron a América, se encontraba Madre María Caterina Di Maggio, a quien años más tarde, Madre Margherita dijo de ella, halagándola, que era “la fundadora de las casas de América.

PROVINCIA
SANTÍSIMA TRINIDAD

REGIÓN
SAN JOSÉ